publicidad cabecera


 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PRISIÓN PARA DOS DETENIDOS RELACIONADOS CON LA MUERTE DEL HOMBRE DE COLOR HALLADO EN UN POZO

 



Hay dos sospechosos relacionados con la muerte de Diakina Fofana, son parientes y están ya en prisión provisional

Diakina Fofana, el hombre cuyo cadáver fue encontrado el martes en un pozo de un caserío situado en el Término Arriba de nuestro municipio, además de trabajar en el campo, al parecer se dedicaba a veces a hacer de taxista de forma irregular en un vehículo sin licencia para transportar pasajeros. Los especialistas de la Policía Judicial tratan de esclarecer si esta práctica le costó la vida, ya que una de las hipótesis es que lo mataron en el ejercicio de esta ocupación. Desde la Guardia Civil no confirman nada oficialmente porque el caso se encuentra bajo secreto de sumario, aunque los dos presuntos autores del crimen ya están en prisión provisional.

Los dos sospechosos de matar a Fofana (que son parientes y tienen 22 y 23 años) fueron llevados este viernes al Juzgado de Guardia de Jumilla, al que fueron trasladados por la Guardia Civil al cumplirse las 72 horas de los arrestos. Antes, estuvieron en calabozos separados, para evitar que se comunicasen e hipotéticamente viciasen lo que podrían declarar. Tras la comparecencia, la juez titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº1 de Jumilla, en funciones de guardia, decidió mandarlos a la cárcel a los dos, ordenando el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, ambos son de origen sudamericano y vecinos de Jumilla, a los que investiga como autores de un delito de homicidio doloso o asesinato.

Al menos uno de ellos habría admitido su participación en el crimen, hasta el punto de que condujo a los investigadores al pozo donde dejaron a Fofana. La autopsia determinará si ya había fallecido cuando lo arrojaron al pozo o continuaba con vida.

El cadáver fue trasladado el miércoles al Instituto de Medicina Legal de Murcia, después de que lo recuperasen profesionales del Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) del Instituto Armado del fondo del pozo del aljibe de un caserío en ruinas ubicado en un paraje del Término de Arriba. Será la autopsia la que certifique de qué murió este hombre.

El coche con el que supuestamente Fofana se dedicaba a transportar gente fue encontrado, días después de la desaparición del hombre, aparcado en una calle en la que no solía dejarlo, algo que extrañó a sus amigos. Los cuales tenían claro que al vecino le había pasado algo, que no se había ido de forma voluntaria. 

A este maliense, residente en Jumilla desde hace más de tres lustros, se le buscaba desde el pasado 2 de septiembre, después de que se le perdiese la pista al poco de regresar de su Malí natal, donde todavía viven su esposa e hijos y él había pasado unas vacaciones, tras las cuales volvió a Jumilla, para continuar trabajando y mandar dinero a su familia. 

El Instituto Armado abrió una investigación para esclarecer los hechos y está a la espera de los resultados de la autopsia, que determinará si las circunstancias de la muerte han sido violentas

No hay comentarios