publicidad cabecera


 

ÚLTIMAS NOTICIAS

López Miras renueva la presidencia del PP regional al amparo de Nuñez Feijóo

 


Con el 97% de los compromisarios a su favor, López Miras era proclamado ayer presidente del PP de la Región de Murcia. En la nueva ejecutiva regional, José Miguel Luengo se mantiene como la mano derecha del presidente en la Secretaría General. Rebeca Pérez es la nueva coordinadora y Segado secretario de Organización. Víctor Martínez, actual secretario general de la Consejería de Agua, regresa como secretario de Medio Ambiente. El gran misterio, sin embargo, estriba en el nuevo papel de la alcaldesa de Archena, Patricia Fernández. Por el momento queda como vocal, a falta de saber si ocupará algunos de los puestos vacantes. 


El enigma sobre cómo López Miras despejaría la incorporación del sector crítico, encabezado por Patricia Fernández, se resolvió con un plantón y un cabreo. La alcaldesa de Archena, que había firmado la paz con el líder regional a cambio de una integración, decidió no asistir al congreso mientras que Manuel Durán amenazó con impugnar el proceso. Al parecer a Patricia no le resultó suficiente la propuesta de una Vocalía ni tampoco la Vicesecretaría que López Miras dejó vacante para ella.




Todos mostraron su respaldo masivo a López Miras, evidenciando que la inmensa mayoría del partido está con él. También le secundaron Alberto Núñez Feijóo Cuca Gamarra, el líder y la número dos del PP nacional. E igualmente lo hizo Ramón Luis Valcárcel, aunque le advirtió que en este partido sólo valen las mayorías absolutas.


Feijóo no quiere fuegos en Murcia ni tampoco probaturas fallidas: "Todos, querido Fernando, te vamos a apoyar", aseguró. El gallego no para de repetirlo: "Podemos volver a obtener esas mayorías que obtuvimos en el pasado". También Cuca Gamarra insistió en el mensaje en su discurso. Ganar de forma aplastante. Como en los viejos tiempos.


López Miras recogió el guante y prometió luchar para lograr un triunfo incontestable "y no tener que depender de nadie". Sería la primera victoria electoral de su carrera, pues en 2019 sufrió el golpe de una derrota, la primera para el PP desde 1995. Fue aquel el comienzo de la legislatura más tormentosa que se recuerda y en la que el presidente exhibió todo un ejercicio de supervivencia: la DANA, el empeoramiento de la salud del Mar Menor, la pandemia y a la que se unió la moción de censura que casi le desaloja del Palacio de San Esteban. Dos de las personas que lo impidieron, Isabel Franco Francisco Álvarez, acudieron al congreso, como invitados. Y Joaquín Segado, que hizo balance de una legislatura "extraña, peculiar, distinta y sobre todo difícil", mencionó el funesto episodio.

No hay comentarios