publicidad cabecera


 

ÚLTIMAS NOTICIAS

UPA solicita medidas de protección para agricultores y ganaderos frente a los abusos de las petroleras

 


El gasóleo agrícola costaba 0,83 el año pasado y hoy se sitúa en 1,70 euros. UPA pide al Gobierno intervenir el precio de los carburantes para evitar los márgenes abusivos de las empresas petrolíferas.

 

UPA-Murcia pide al Gobierno que establezca medidas de protección para agricultores y ganaderos ante el imparable aumento de precio del gasóleo agrícola y frene los abusos de las petroleras, que incrementa los costes de producción y pone en riesgo la sostenibilidad de la producción de alimentos.


Mientras, UPA-Murcia valora la convocatoria de movilizaciones, similares a las de Castilla y León frente a la sede de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) a las afueras de Valladolid. Es la primera de una serie de protestas que podrían extenderse a otras Comunidades Autónomas y que UPA-Murcia promoverá que, en su caso, se realicen en unidad de acción con el resto de OPAs.


La causa de todo ello es la inasumible subida de los precios del gasóleo B, el utilizado por los agricultores y ganaderos en sus tractores y maquinaria. El precio de este gasóleo sigue batiendo todos los récords históricos y se sitúa, de media, entre 1,57 y 1,70 euros/litro. El gasóleo agrícola costaba, el año pasado, 0,83 euros por litro.


La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha asegurado que la escalada del precio del gasóleo está poniendo en jaque la continuidad de la agricultura y la ganadería en España, especialmente de las explotaciones más pequeñas y de carácter familiar, las más vulnerables.


UPA ha pedido al Gobierno que intervenga para frenar esta escalada “inaceptable” del precio de la energía. “Las medidas fiscales no son suficientes, debe actuarse a escala legislativa para impedir estas prácticas abusivas”. Los agricultores pedirán también a Competencia que inicie una investigación para comprobar si se están llevando a cabo prácticas contrarias a la libre competencia.


UPA cree que por muchas medidas fiscales o compensatorias que se establezcan, se deben acompañar de normas que topen los beneficios y controlen los márgenes de estas empresas. Por eso las protestas se dirigirán a los centros logísticos del petróleo, que en España gestiona la empresa CLH que recientemente opera bajo la denominación Exolum.

Los agricultores y ganaderos creen que estas empresas están aprovechando la espiral alcista de los costes energéticos para “fagocitar” los resultados de la economía productiva en España y en Europa. “Los Gobiernos deben intervenir, a todos los niveles, para frenar este comportamiento abusivo que pone en peligro a toda la cadena agroalimentaria”, han señalado.

No hay comentarios