publicidad cabecera


 

ÚLTIMAS NOTICIAS

El Servicio Murciano de Salud propone la calificación de difícil cobertura para 36 especialidades sanitarias en el Área de Salud del Altiplano

 


Son puestos con déficit estructural para su provisión y una necesidad urgente de cobertura para garantizar los servicios

  

La Consejería de Salud, a través del Servicio Murciano de Salud (SMS), llevará mañana a la Mesa Sectorial de Sanidad la propuesta de calificación como de difícil cobertura de 42 especialidades sanitarias, en cinco áreas de salud de la Región de Murcia: Área II (Cartagena), III (Lorca), IV (Noroeste), V (Altiplano) y IX (Vega Alta del Segura).


Se consideran plazas de difícil cobertura las de carácter asistencial para cuya provisión existe un déficit estructural y una necesidad urgente para garantizar la cartera de servicios en un área de salud.


El objetivo de esta medida, que se acomete por primera vez en la Región, es abordar la situación de falta de profesionales en algunas áreas de salud, a lo que se suma la insuficiencia de profesionales en determinadas especialidades sanitarias en todo el territorio nacional. Para ello, los profesionales que opten por ocupar estos puestos tendrán una serie de incentivos profesionales.


Así, el SMS plantea la declaración como de difícil cobertura de 42 especialidades que suman actualmente una cifra total de 260 plazas asistenciales, cifra variable en función de las necesidades futuras.


Para el área de salud V (Altiplano) se plantean un total 36 plazas de las especialidades de Neumología; Rehabilitación; Análisis clínicos; Dermatología; Radiodiagnóstico; Cirugía general y aparato digestivo; Traumatología y cirugía ortopédica y Obstetricia y ginecología.


Esta declaración de difícil cobertura, que será por un plazo de dos años prorrogable, implica que para los profesionales que las ocupen el tiempo trabajado en ese servicio computará con un 50 por ciento adicional, es decir un 150 por ciento, tanto para el personal fijo como temporal.


Además, tendrán un 25 por ciento adicional para acceder a un tramo de la carrera profesional, de forma que no tendrán que esperar seis años, sino que con cuatro podrán acceder a ese tramo correspondiente. También tendrán flexibilidad horaria para conciliar la vida laboral, personal y familiar y preferencia en la formación ofertada relacionada con su actividad profesional.


Asimismo, los centros en los que se establezcan estos puestos tendrán prioridad en los proyectos piloto y de investigación dirigidos a mejorar las condiciones de trabajo y la prestación asistencial.


La declaración de plazas de difícil cobertura requiere la concurrencia de una serie de criterios asistenciales y de personal, como el desfase entre la plantilla orgánica de una determinada opción de un centro sanitario o área de salud en relación con los efectivos reales en activo.


También las circunstancias demográficas, sus ratios de pacientes por profesional respecto a la media regional y los requerimientos de profesionales por incorporación de nuevos medios o tecnologías o por ampliación de la cartera de servicios.


Otro criterio es la dificultad de cobertura por los diferentes sistemas de provisión y selección, tanto por personal fijo como temporal, debido a la existencia de plazas vacantes en los dos últimos concursos de traslados, falta de aspirantes inscritos en las bolsas de trabajo temporal o imposibilidad de proveer las plazas mediante comisión de servicio o a través de nombramientos interinos o eventuales en el plazo de tres meses desde su solicitud.

No hay comentarios