publicidad cabecera




 

ÚLTIMAS NOTICIAS

Plantean la construcción de dos plantas de bioresiduos en San Javier y Jumilla

 

Uno de los motivos del incremento de los costes de la gestión de residuos para el próximo contrato que va a salir a licitación es la adaptación que el Consorcio de Residuos de la Región de Murcia (COREM) deberá hacer de sus cuatro estaciones de transferencia con el fin de implantar la recogida de restos del contenedor marrón. Estas estaciones están funcionando en las localidades de Los Alcázares, Calasparra, Jumilla y Mazarrón.


Este quinto contenedor o contenedor marrón ha comenzado a instalarse ya en varios municipios de la Región, entre ellos Murcia y Molina de Segura, y está destinado a la recogida de restos orgánicos.


El proyecto de ley de Residuos y Suelos Contaminados que el Consejo de Ministros aprobó el pasado año recogía que en este año 2022 todos los ayuntamientos de más de 5.000 habitantes debían tener instalados los contenedores destinados exclusivamente a basura orgánica para recoger estos restos por separado, aunque la mayoría de las administraciones locales van muy retrasadas en esta tarea.


El tratamiento adecuado de los biorresiduos también ha llevado a plantear la construcción de nuevas zonas en las que depositar y gestionar estos restos.


El director del Consorcio de Residuos de la Región de Murcia, Javier Herrero, explica que se ha previsto la construcción de unas plantas de proximidad para la gestión de biorresiduos en las que se podrían tratar unas 10.000 toneladas de restos.


Para ello se han visto ya unos terrenos que cumplirían con los requisitos en los municipios de San Javier y Jumilla. Pero para que esta iniciativa se convierta en una realidad la Comunidad Autónoma tiene que realizar una convocatoria pública y ‘nosotros nos presentaríamos a ella para poder construirlas y que la Región cuente con estos espacios en los que llevar a cabo la gestión y el tratamiento de los biorresiduos’, afirma Herrero.

No hay comentarios