publicidad cabecera


 

ÚLTIMAS NOTICIAS

El PP acusa a los socialistas de votar en contra del apoyo a la Policía y Guardia Civil

 


Seve González: “La reforma planteada deja vendidos a los agentes ante los delincuentes, atenta contra el principio de autoridad y pone en riesgo a la ciudadanía en general”.

La portavoz municipal popular, Seve González, ha manifestado que, con su voto en contra en el último Pleno, el equipo de gobierno ha dado la espalda a las reivindicaciones planteadas por las organización sindicales policiales y de la Guardia Civil en contra de la reforma planteada por el gobierno de España a la Ley de Seguridad Ciudadana. “Sindicatos, agrupaciones de la Guardia Civil, Policía Nacional, efectivos autonómicos y locales y agentes y miembros de la sociedad civil se han unido, por primera vez en la historia de nuestra democracia, para mostrar su disconformidad con la modificación de la Ley de Seguridad Ciudadana”, ha declarado González, porque, ha añadido que, “la modificación propuesta deja vendidos a los agentes ante los delincuentes, atenta contra el principio de autoridad y pone en riesgo a la ciudadanía en general”.

La iniciativa, que pedía el apoyo y reconocimiento a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la paralización parlamentaria de la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana y la vuelta al diálogo con los representantes de las organizaciones sindicales policiales y de la Guardia Civil, fue rechazada por la mayoría absoluta del equipo de gobierno Socialista. Algunos de los cambios que pretende la reforma en cuestión pasan, entre otros, por permitir la realización de manifestaciones espontáneas sin necesidad de comunicación previa; limitar la presunción de veracidad de los atestados policiales eliminando el principio de autoridad del agente y dificultando la persecución de determinados delitos; que la captación y difusión de imágenes de las actuaciones policiales deje de ser sancionable comprometiéndose con ello la seguridad e integridad del propio agente y de su entorno familiar; reducir de 6 a 2 horas el tiempo de detención de aquellos que se nieguen a identificarse, y se obliga a los agentes a devolver al detenido al mismo lugar en el que se practicó la detención.

Otro de los cambios que plantea la nueva reforma, consiste en limitar el uso de material antidisturbios sin facilitar alternativas para realizar las intervenciones; que las multas se pongan en función de los ingresos de los delincuentes, o que pase de grave a leve la infracción por posesión de drogas.

“La reforma propuesta da carta blanca a los delincuentes y humilla a las FCSE, y, pese a ello, los once concejales del PSOE en el Ayuntamiento de Jumilla, han votado a favor de mantenerla en los términos planteados”, ha lamentado González.

No hay comentarios