publicidad cabecera

ÚLTIMAS NOTICIAS

El 'Nido de Cuco' será un nuevo reclamo turístico para Jumilla

 


Con una inversión de 2 millones de euros por parte de Grupo Sureste, la actuación contempla la transformación de la bodega Viña Campanero en un nuevo espacio que acogerá eventos culturales y de empresa

 

El Ayuntamiento ha acogido este miércoles la presentación del proyecto de bodega artesanal ‘Nido de Cuco’, en el que el Grupo Sureste invertirá 2 millones de euros. La actuación contempla, entre otros elementos, la construcción de un mirador bioclimático, de 330 metros cuadrados, con forma de anillo, que se alzará sobre el complejo.

Nido del Cuco quiere convertirse en un punto de encuentro y en un nuevo reclamo turístico para Jumilla. Se integrará en la Ruta del Vino y apoyará el desarrollo económico y cultural de la localidad y la protección del patrimonio histórico. “Estoy orgullosa de esta apuesta por Jumilla, por su Denominación de Origen y su Ruta del Vino, así como por las posibilidades de futuro que tenemos vinculadas a nuestra cultura del vino. Se trata de un proyecto muy ilusionante y les agradezco que se hayan fijado en nosotros”, señalaba la alcaldesa Juana Guardiola.

Para materializar este proyecto, Grupo Sureste ha adquirido la bodega preexistente, Viña Campanero “para transformarla en un espacio emblemático, singular y vanguardista, que acogerá eventos culturales y de empresa”, señalaba Raúl Colucho, presidente ejecutivo de Grupo Sureste.

Tras un concurso de ideas, la propuesta presentada por firma ZORG Arquitectos fue la seleccionada. El plazo de ejecución de las obras es de 8 meses y la inauguración está previsto que se realice en enero de 2022.

Junto al ‘Nido’ o mirador de las viñas, que dispondrá de una pasarela practicable con una visión panóptica y capacidad para 214 personas, la bodega contará con un salón de usos múltiples con aforo de hasta 140 asistentes; con una sala de catas para 50 invitados; y con una zona ajardinada exterior, acondicionada para acoger eventos de hasta 400 participantes. Gracias a sus 4 kilómetros de lamas y a su pérgola, el ‘Nido’ protegerá bioclimáticamente a la bodega y a los espacios ajardinados. Una eficiencia y un ahorro energético que se reforzará con la utilización de placas fotovoltaicas para el auto abastecimiento eléctrico.

Respecto a la producción de la bodega, Grupo Sureste apostará por seguir mejorando la calidad de unos vinos artesanales que ya han sido premiados en distintos certámenes. “Contamos con la experiencia de sus anteriores propietarios, que seguirán vinculados al cultivo y la elaboración de ‘vinos de autor’, con producciones que no excedan nunca las 25.000 unidades”, explicaba Colucho, precisando que la pretensión no es realizar una producción industrial, sino limitada, para “hacer de estos vinos una carta de presentación, con la que obsequiar y atraer la atención, siempre desde la calidad, la creatividad y bajo la Denominación de Origen Protegida de Jumilla”.

La defensa y puesta en valor del patrimonio se encuentra también en el centro del proyecto inversor de Grupo Sureste y contará con el apoyo de la Fundación Colucho, que canaliza una parte importante de las actuaciones de responsabilidad social de la empresa.

De hecho, la denominación social ‘Nido de Cuco’ tiene su origen en la existencia en los viñedos del paraje ‘Vega del Ardal’, que nutren de la variedad autóctona de uva Monastrell Pie Franco a los vinos de la bodega, de un ‘Cuco’ construido en el siglo XVIII, con una falsa cúpula única en sus características, lo que lo convierte, además, en el de mayor altura de todos los que se conservan en la comarca y en uno de los mejores exponentes de este secular arte constructivo en piedra seca. “Deseamos garantizar su preservación y adecuar el entorno para que pueda ser conocido, visitado y admirado, como lo que es: un legado histórico y un atractivo más para disfrutar de Jumilla como destino turístico”, según Raúl Colucho.

No hay comentarios