publicidad cabecera

ÚLTIMAS NOTICIAS

Se clausura la sesión de la DOP Jumilla en Madrid enfocada en poner en valor su identidad entre la hostelería y los medios de comunicación

 

Durante el desarrollo de la jornada, se presentó la cata “DOP Jumilla: Origen, terruño y sus expresiones”, seguida de un almuerzo de armonías en el Restaurante Jardín de Arzábal, y como broche de oro, la sesión “DOP Jumilla: Joyas de guarda”. 

Clausurada con éxito de convocatoria la primera jornada que organiza la DOP Jumilla en Madrid con el objetivo de presentar sus valores diferenciales, sus terruños y la gran identidad de sus vinos, agrupando a todas las bodegas en una jornada dividida en tres actos, dedicada al sector de la hostelería y los medios de comunicación de la capital.

La cata inaugural de la Jornada, “DOP Jumilla, origen, terruño y sus expresiones”, quiso poner en valor los terruños y diversidad de esta zona con un recorrido por una selección de vinos que mostraron la identidad de la DOP Jumilla, con los conceptos de Terroir, Monastrell, Ecológico y Pie franco como hilo conductor. La cata dirigida por Bartolomé Sánchez y Carolina Martínez, contó además con varios elaboradores de distintas bodegas protagonistas en esta jornada, en la que se cataron los vinos Torrecastillo 2020, Oferente tinto 2019, La Servil 2019, Ramón Izquierdo 2019, Xenysel Pie Franco 2020, 100x100 Monastrell 2019, Casa Castillo Las Gravas 2018, Gémina Finca el Volcán 2017, Muri Veteres 2016, Bruma Parcela Mandiles 2019, Jovencico 2017, Pío del Ramo Roble 2017 y Olivares Dulce 2017.

Como cierre de esta cata inaugural, los asistentes pudieron degustar una selección de tapas armonizadas por el chef Martín Coronado. Las delicias culinarias consistían en tartar de remolacha a la sal, para un vino Monastrell joven, cargado de fruta aromática y carnosa, gua bao de pulpo, ají panca y kalamata, milhojas especiado de magret de pato, para tintos florales, o el vino dulce Monastrell, y rocas de chocolate, almendra y pimienta rosa, para un vino concentrado y envejecido.

La jornada continuó con un almuerzo en El Jardín de Arzábal, un espacio gastronómico dentro del Museo Reina Sofía, dónde se ofreció una selección de armonías gastronómicas con Jumilla como protagonista.

Los vinos presentados junto a una selección de platos de los chefs Iván Morales y Álvaro Castellanos, se distribuyeron en cuatro bloques: blancos, rosados, tintos y dulces, empezando por los vinos blancos Ribera Alta del Mundo 2019, Crátera Vital 2020 y Madrid Romero Acacia 2018. En el bloque de vinos rosados, se presentaron Perla Real Rosado 2020, Hispalis Rosado 2020, Taus Rosado 2020 y Señorío de Fuente Álamo Rosado Monastrell 2020.

Los vinos tintos que armonizaron con platos principales se dividieron a su vez en tres bloques. La selección comenzó con Delampa 50 años 2017, Equilibrio 9 Meses 2018, Ribera del Juá Selección 2017, Mayoral Reservado, Torrepechi joven 2019, Spirit of Monastrell 2018, Aeródomo Ontur, Parajes Del Valle 2020 y Fuerza 2017.

Los vinos dulces pusieron en alza la excelente labor que se hace en la DOP Jumilla, Casa de la Ermita Blanco 2019 y Silvano García Dulce Monastrell 2019, no dejaron a nadie indiferente.

Para el presidente de la DOP Jumilla, Silvano García, “La DOP Jumilla viene a reivindicar el carisma e identidad de sus grandes vinos. Espero que los catadores puedan defender y trasmitir estos valores únicos de Jumilla, gracias a su propia experimentación y vivencia de la jornada. Hemos querido resaltar la diversidad e identidad de nuestros terruños; esta cata representa nuestro presente. Queremos hablar de nuestro futuro, y para ello estudiaremos nuestro pasado a través de nuestros vinos de guarda, y las mejores añadas de la DOP Jumilla. Se trata de una ocasión irrepetible, pues las añadas descatalogadas son un bien escaso en la DOP Jumilla, sólo disponible en algunos ‘santuarios’ de no más de una docena de bodegas”.

Así pues, el broche de oro a la jornada lo puso la cata de la tarde, donde se puso el potencial de envejecimiento de los vinos de la DOP Jumilla a prueba. Una cita exclusiva, con una selección de añadas y referencias más longevas en una cata transversal irrepetible, dirigida por Fernando Gurucharri, presidente de la Unión Española de Catadores, y con la presencia de enólogos de las bodegas Luzón, Alceño, Bleda, Juan Gil y El Nido y Silvano García, quienes defendieron una selección de vinos única e irrepetible, entre los que se encontraban: Patre 2015, Juan Gil Azul 2013, Alceño 12 meses 2011, Por tú 2010, Divus 2009 y El Nido 2005, como exponentes de los vinos tintos, y Bodegas Olivares con su Dulce 2011, Silvano García Dulce Monastrell 2008 y Lácrima Christi, con una selección de dulces tradicionales en añadas de guarda que permitió reflejar verdadera emoción en las caras y semblantes de los asistentes. 

Desde el Consejo Regulador se valora como muy satisfactoria la imagen que ha querido trascender de la jornada; una imagen de calidad, de identidad y de unión. Todas las bodegas de la DOP Jumilla han estado representadas en este evento; “la totalidad de las bodegas ha participado y somos conscientes de lo afortunados que somos por poder trabajar así” destacaba el presidente de la DOP Jumilla.

Las catas se retrasmitieron en directo por el canal de Youtube de la DOP Jumilla “Vinos de Jumilla” donde se mantendrán disponibles para consulta en cualquier momento.

No hay comentarios