publicidad cabecera

ÚLTIMAS NOTICIAS

Gambito de Dama: La realidad detrás del drama


Que un periódico de la talla de Elpaís, publique un artículo sobre la serie de Netflix Gambito de Dama y lo refieran a abrir mentes infantiles, es de vergüenza ajena. Pero es un fiel reflejo de cómo está la sociedad de hoy en día, Y sobretodo, la española. 

Gambito de Dama la nueva y exitosa serie de Netflix, (El gambito de dama es una apertura de ajedrez. Se caracteriza por los movimientos (en notación algebraica) siguientes: 1.d4 d5 2.c4 ) La serie cuenta la historia de Beth Harmon, una huérfana con unas dotes prodigiosas para el ajedrez. 

Normalmente cuando se ven películas de esta temática, a uno le entran ganas de emular a los protagonistas y de que algunos de sus hijos sea como el cerebro de la cinta, sin embargo, existe un factor que nunca se tiene en cuenta, y es que la gente que juega a este mal llamado deporte, es sobresaliente en matemáticas. Es decir, que tienen una mente  orientada al razonamiento lógico matemático. Por lo que sus picos de ansiedad y abstracción rozando la obsesión, son muy elevados. No se trata de superdotados con una inteligencia fuera de lo común, si no de personas con una capacidad de razonamiento numérico superdotado. 

Existen diferentes inteligencias en los niños, Lógica- matemática, de razonamiento, abstracta y mecánica. Por citar algunas. Y esto hace que existan diferentes tipos de creadores y genios. En la lógica matemática,  Es la inteligencia que permite resolver problemas de lógica y de matemática, y es fundamental en las personas de formación científica; en la antigua concepción "unitaria" de la inteligencia era la capacidad predominante. En los de razonamiento quizás la más común, entre otras cosas, implica la habilidad de razonar, planear, resolver problemas, pensar de manera abstracta, comprender ideas complejas, aprender rápidamente y aprender de la experiencia. En la abstracta podríamos definiría como aquellos niños que saben cómo buscarse la vida, que son astutos, y en la mecánica es una forma de solucionar problemas como si fueran ejercicios enlatados cuyos resultados producen obsesión por la certeza y la necesidad de tener razón.

Así que si está pensando que su hijo practique este juego después de ver la serie o alguna película sobre ajedrez, mejor infórmese de qué tipo de inteligencia tiene su retoño. Pero lo que me ha llevado a escribir este artículo, no es el ajedrez, si no la serie. Y no porque sea mala, que no lo es, pero sí es muy nociva para los niños y adolescentes. 

Para empezar la protagonista que es un prodigio matemático. Debido a un trauma infantil es drogadicta y alcohólica con 16 años, a la que se le permite beber alcohol con su madre adoptiva delante. también alcohólica. Y que precisa de una droga para poder ganar las partidas de ajedrez. 


Si bien la serie se inspira en una novela, lo cierto es que la similitud con una campeona mundial real es muy visible. Sin embargo esta campeona, no tuvo que drogarse ni estar borracha para ganar partidas, simplemente era brillante. Se llamaba Vera Menchik y no fue estadounidense sino británica. El caso es que en antena 3 le hicieron una publicidad gratuita a Netflix hablando de esta serie y de que es un deporte de hombres donde las mujeres lo tienen vetado o de muy difícil acceso. "porque es un deporte machista". Y nombraron a aquellas mujeres que fueron grandes maestras del ajedrez, todas blancas y occidentales, sin embargo se olvidaron de varias, las actuales campeonas del mundo que son asiáticas y de, por ejemplo, Phiona Mutesi que con sólo 16 años fue gran maestra de ajedrez y campeona olímpica por Uganda. Una flor de loto olvidada por antena 3 y su propaganda sobre igualdad. 

Pero, ¿por qué hay más hombres que mujeres en el ajedrez? sencillamente por las matemáticas, aunque sea sincero, ¿a cuantos campeones mundiales de ajedrez conoce?

Le ayudo. Anatoly Karpov, Garry Kasparov, Robert James "Bobby" Fischer ... hasta 15 desde la friolera de 1886. 

Ahora veamos las mujeres: Vera Menchik, Ludmilla Rudenko, Hasta 17. desde 1927 ¿Entonces? ¿dónde queda la discriminación social y deportiva a la mujer por este mal llamado deporte?

Pero si esto lo dicen por televisión y presentan a una campeona de esta disciplina en una serie, alcohólica y drogadicta, el mensaje es todo lo contrario. Para la mente infantil y adolescente es, para ser bueno tengo que drogarme. Sinceramente no hacía falta mostrar una imagen tan autodestructiva de una adolescente en los años 60, esa es otra, el libertinaje histórico de la serie se las trae. Pero ¿qué podemos pensar de la televisión de España, que ofrece noticias Norcoreanas y tergiversa la historia? Lo mínimo que podían hacer es mostrar el cartel de "No recomendada para menores de 18 años"


Ralf B Leepman

 

No hay comentarios