publicidad cabecera

ÚLTIMAS NOTICIAS

ELECCIONES USA 2020


Parece que en España debemos votar en la elecciones estadounidenses que mañana se celebran en ese país. ¡Nos va la vida en ello! (no, no imito a la ministra Calvo) pero casi. El caso es que los medios informativos de esta piel de toro se vuelca, como ya hicieron la otra vez donde se iba a producir un encuentro galáctico o algo así, con lo que aquí se entiende como demócratas. 

Si bien es cierto que en los últimos años la decadencia demócrata de Estados Unidos a desembocado en un socialismo pueril, es de entender los estadounidenses no están acostumbrados a pasar de las derechas a las izquierdas de un plumazo, no deja de ser peligroso para una superpotencia que basa su cultura en la ideología liberal. 

Esto ya lo intentó Clinton, pero aún se resistía y fue su esposa Hillary quien quiso recoger el relevo dirigido hacia una caricatura de la Unión Soviética. Sin embargo el oponente al que se enfrentaba la sierva de los Rothschild no era moco de pavo. 

Experto negociante arruinó y levantó dos veces su imperio para no volver a caer. Y como entonces, Donald Trump, se alzará con el triunfo nuevamente. Y es que los estadounidenses no son tontos, y saben que un socialismo arruinaría el país que Trump ha levantado reduciendo la tasa de paro hasta el 7%, y ha evitado dos guerras mundiales.  Al margen que el senil Biden, sí metería al mundo en una nueva guerra sin precedentes. Ya lo dijo en el miting, él no sería benevolente con Korea del Norte. 

Pero volvamos a España por un momento. Aquí se licuan los telediarios manteniendo que Biden ganará, y es porque entienden que los demócratas son de izquierdas. Y eso es no saber como funciona el sistema político norteamericano. Por de pronto omiten las declaraciones del socio del hijo de Joe Biden  a quien acusó de corrupto y que negoció contratos "fantasma" con el gobierno de China.


Para empezar en los USA no existe un partido de izquierdas, vale sí, hubo uno, pero solo sacó un voto. Allí, hay dos partidos; republicanos que son liberales, apoyan el libre mercado y empatizan con el sueño americano de que quien trabaja duro llega lejos, y luego están los demócratas que son como más idealistas y conservadores que los republicanos. Digamos que son los caballeros del sur que defienden las cooperativas y un mercado estable. A ninguno de los dos se les ocurre una sanidad universal y gratuita, eso no está en sus agendas, sin embargo fue un intento de Obama para gobernar otros cuatro años que se sacó de la manga un proyecto que desde un principio estaba destinado al fracaso porque ni ellos mismos creían en él. 

Pero fue Lyndon B. Johnson quién consiguió un proyecto muy beneficioso con una fuerte oposición de su propio partido, el demócrata. Sin embargo, sí obtuvo el apoyo de los republicanos, y así sacaron adelante un proyecto de sanidad elemental y gratuita para todas aquellas personas que no disponen de un seguro médico privado. Se trata del Medicaid, una montaña gigante de seguros médicos gratuitos para gente con pocos recursos, pagados combinando fondos estatales y federales. Pero de esto no se habla en España. Por el contrario, se utiliza este encubrimiento como arma arrojadiza contra los republicanos, por que según las televisiones (hoy al servicio del gobierno socialcomunista) estos son la extrema, extrema derecha. Más o menos lo que hacen con Vox, que son liberales y los acusan de ultraderecha o fascistas, demostrando que no saben qué es el fascismo, quién lo inventó ni de qué se trata. 

Y resulta vergonzoso ver en, por ejemplo Antena3, como intentan dar la vuelta a la tortilla alabando a Biden y tirando por tierra a Trump, pero las imágenes dicen lo contrario y mire usted, resulta que quien más vota a Trump son los millones de Latinos que viven allá, y que no quieren ni ver a un socialista, comunista o fascista que imponga como en Cuba y Venezuela su política dictatorial, ni en pintura. Porque amigos, eso sí es fascismo y por si se lo preguntan, el fascismo lo inventaron los socialistas italianos con Mussolini al frente e impusieron un sistema dictatorial. Por eso el fascismo no es una ideología sino un autoritarismo. Véase Korea del Norte, Venezuela, Cuba, China...

En fin, mañana serán las elecciones de los USA, algunos dicen que las últimas eso ya se verá, pero el señor del flequillo dorado, como dicen los apaches,  las tiene consigo. 

Ralf B. Leepman



No hay comentarios