publicidad cabecera

ÚLTIMAS NOTICIAS

El Gobierno aprueba un nuevo estado de alarma que incluye el toque de queda


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este domingo un nuevo decreto de prórroga del estado de alarma hasta el 9 de mayo, que se aprobará en el Consejo de Ministros el próximo martes. Esta prórroga sí requiere el visto bueno del Congreso y, para ello, Sánchez ya ha apelado al PP y al resto de fuerzas parlamentarias a dar un apoyo "abrumador" a esta estrategia para luchar contra el virus, que el Gobierno considera la más efectiva para evitar un futuro confinamiento domiciliario.

En el decreto aprobado se establece la obligatoriedad del toque de queda en todas las comunidades menos en Canarias (por su buena situación epidemiológica) pero se les permite modular que esa restricción entre en vigor desde las 22.00 horas hasta las 00 horas, y que su vigencia acabe desde las 05.00 horas hasta las 07.00 horas.

Sin embargo, el decreto que regulará la prórroga de seis meses del estado de alarma incluirá la posibilidad de que los gobiernos autonómicos desactiven el toque de queda, si la situación epidemiológica en su territorio lo permite. También tienen la capacidad de confinar total o parcialmente sus territorios.

El decreto aprobado este domingo reconoce a los presidentes autonómicos como autoridades delegada en sus comunidades. 

Por su parte, el presidente regional, Fernando López Miras, ve con buenos ojos las nuevas medidas adoptadas desde la Moncloa. "Celebro que el Gobierno de España haya acabado con 17 respuestas diferentes a la pandemia", ha dicho, al tiempo que ha ofrecido "lealtad y mano tendida" al presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez

Miras ha destacado que el toque de queda propuesto por Sánchez sea el mismo que adelantó el viernes pasado el Gobierno regional, desde las 23 horas hasta las 6. Sin embargo, ha adelantado que se tomarán "medidas más restrictivas" para la Región de Murcia.

También ha lamentado tras conocerse el decreto del estado de alarma del Gobierno de España, que el "esfuerzo de los hosteleros no haya tenido el resultado esperado" por culpa de la "conducta irresponsable de unos pocos que perjudica a la mayoría y que puede hacer colapsar el sistema de salud".

En este sentido, el presidente ha pedido no dejar "solos" a los hosteleros, "uno de los sectores más perjudicados y que pagan un alto coste" por la crisis sanitaria.  Precisamente este fin de semana Hostemur han propuesto a los ciudadanos que adelanten las cenas a las 20 horas para que el sector no vaya a la quiebra.

Asimismo, el presidente de la Comunidad ha informado de que dará explicaciones a la Asamblea Regional de todas las medidas que se tomen, por lo que ha pedido el apoyo de todos los grupos parlamentarios, así como de los alcaldes de los municipios y del conjunto de la población.

Para terminar, el presidente ha pedido a los murcianos que no salgan. "Vencer al virus es tarea de todos. Si no tienen que salir a algo necesario, quédense en casa. 

Así mismo, las comunidades autónomas podrán levantar a partir del 9 de noviembre, en función de cómo evolucione su situación epidemiológica, el toque de queda nocturno .

Lo que está permitido

De momento, el decreto aprobado este domingo obliga a todas comunidades autónomas, menos a Canarias, a fijar restricciones a la movilidad nocturna entre las 23.00 y las 06.00 horas, aunque pueden mover una hora tanto el comienzo de esa franja horaria, bien a las 22.00 horas o a las 00.00 horas, como su final, bien a las 05.00 horas o a las 07.00 horas.

Para aquellas autonomías que no tomen esta tarde una decisión al respecto regirá la franja horaria diseñada por el Gobierno.

Esta limitación deambulatoria nocturna se prolongará los próximos 15 días, hasta el 9 de noviembre, cuando los presidentes autonómicos serán los que decidan si la mantienen o no según sea la situación de la pandemia en su territorio.

En este nuevo estado de alarma, las comunidades autónomas tienen la potestad de definir, si así lo estiman oportuno, las áreas a confinar, que pueden ir desde todo su territorio a zonas menores como ciudades o barrios, y también zonas básicas de salud como ha decidido el gobierno regional de Madrid que, según las fuentes gubernamentales, tienen "perfecto encaje" en el decreto.

De esas áreas está prohibido entrar o salir, salvo por causas de fuerza mayor como ir al trabajo, al médico o a cuidar a personas enfermas o dependientes, entre otras, con lo que no estaría permitido desplazarse por otros motivos más relacionados con el ocio, incluyendo las reuniones familiares.

Aunque si una región decidiese su confinamiento total, ello no impediría que alguien de una autonomía no afectada pueda atravesarla para dirigirse a su destino.

Con carácter general, el decreto establece la prohibición de superar el máximo de seis personas en las reuniones sociales; en este punto, las comunidades también tienen flexibilidad para modificar la cifra, pero siempre a la baja.


No hay comentarios