publicidad cabecera

ÚLTIMAS NOTICIAS

Concentración simbólica de las plataformas contra las Macrogranjas

 

El pasado domingo las plataformas de los pueblos Yecla, Jumilla, Cieza y Pozuelo se concentraron en diferentes lugares donde se proyectan macrogranjas porcinas para mostrar públicamente su rechazo.

Jumilla, que seguía en fase 1 flexibilizada, no pudo ser el centro de esa manifestación. Finalmente, los componentes de la plataforma Salvemos Nuestra Tierra, ¡No a las Macrogranjas!, decidieron realizar la lectura simbólica de un manifiesto con Motivo del Día Mundial de la Protección de Medio Ambiente.

Seis componentes de la plataforma se desplazaron hacia la Cañada del Judío, en las inmediaciones donde previsiblemente se construirá la Macrogranja, para, al igual que ocurría en los pueblos vecinos, realizar la lectura del manifiesto.

En este día tan importante, querían recordar la importancia de cuidar nuestro entorno y, aunque en tiempos de Covid-19, no podían manifestarse conjuntamente, se hizo patente la preocupación y repulsa a la creación de macrogranjas.

De la misma manera, medio centenar de vecinos de Cieza de la plataforma Salvemos nuestra tierra- Cieza ¡No a las macrogranjas! se concentraron en el paraje "Casa de las Monjas" para mostrar su repulsa hacia las granjas porcinas proyectadas en sus campos. A media mañana salieron en caravana hacia una finca de la Sierra de Ascoy donde está prevista la instalación de una de estas granjas, una finca ubicada próxima al límite territorial con Jumilla.

Entre los asistentes se palpaba una mezcla entre inquietud y cabreo, pero con espíritu combativo y con ganas de dar la batalla. Allí, como estaba previsto, se procedió a la lectura de un manifiesto , una declaración de intenciones compartida con los pueblos de Jumilla, Yecla y Pozuelo que unidos trabajan en defensa de sus territorios.

La Plataforma Ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca, realizó la lectura del manifiesto en el emblemático Monte Arabí, justo al pie del desmonte que acometió Cefusa-ElPozo en el año 2017, cuando inició las obras para construir numerosas instalaciones industriales con capacidad para 26.000 cerdos. Desde allí, varios miembros de la plataforma yeclana expresaron de nuevo su total oposición a esta contaminante industria y se unen al resto de las plataformas vecinas, con la firme convicción de seguir aumentando el alcance y la difusión que se está haciendo de la defensa del territorio.

En el municipio de Pozuelo, con una población de 300 habitantes cada vez más envejecida y donde cada vez hay menos niños en su colegio, se siguen pidiendo permisos y creando granjas de ganadería intensiva. Allí, varios miembros de su plataforma Pozuelo ¡No a las macrogranjas!, hicieron la lectura del manifiesto, intentando hacer ver a sus vecinos, que este tipo de actividad solo puede crear ruina y despoblación.

El Manifiesto es el siguiente:

Sería larga la lista de reivindicaciones que las cuatro plataformas querían dar a conocer en el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza ya que, una vez más, empresas con fuerte impacto medioambiental y pobre impacto económico que, aunque tengan gran peso en nuestra región, quieren instalarse en nuestras tierras, contaminar nuestras aguas, nuestros cultivos, devaluar nuestras viviendas y un largo etcétera, instalándose poco a poco y sin hacer ruido. Acciones, todas ellas, que influyen de manera directa en nuestro bienestar y en el de futuras generaciones.

Por todo ello, desde las Plataformas Salvemos el Arabí y Comarca en Yecla, Salvemos Nuestra Tierra, ¡ No a las Macrogranjas! en Jumilla y Cieza, No a la Macrogranja en Pozuelo y Argamasón, quisieron revindicar políticas constructivas con el Medio Ambiente y la rotunda negativa a la instalación de la ganadería intensiva en sus territorios, apostando por un modelo sostenible de nuestra ganadería tradicional, respetuoso con el medio ambiente.

Para terminar, dieron voz a las palabras que el ex presidente de Argentina, el general Juan Domingo Perón, pronunciara en un discurso en Madrid en 1972, año en el comienza a celebrarse este día:

"Ha llegado la hora en que todos los pueblos y gobiernos del mundo cobren conciencia de la marcha suicida que la humanidad ha emprendido a través de la contaminación del medio ambiente y la biosfera, la dilapidación de los recursos naturales, el crecimiento sin freno de la población y la sobreestimación de la tecnología. Es necesario revertir de inmediato la dirección de esa marcha, a través de una acción mancomunada internacional".

No a las macrogranjas. Ni en tu pueblo, ni en el mío

No hay comentarios