publicidad cabecera

ÚLTIMAS NOTICIAS

DESCIFRANDO ENIGMA



Estupendo biopic que retrata parte de la asombrosa vida de Alan Turing durante la segunda guerra mundial. Un superdotado para las matemáticas y la ingeniería que en 1939 sentó las bases de la informática moderna. 

La vida de Alan Turing no fue un lecho de rosas, no sólo tenía que luchar contra la ignorancia colectiva, si no que ocultaba su condición homosexual. Esto le acarreaba verdaderos problemas y se refugiaba en lo que le gustaba que era la ciencia y las matemáticas.

En 1926, con catorce años, ingresó en el internado de Sherborne en Dorset. Su primer día de clase coincidió con una huelga general en Inglaterra, pero su determinación por asistir a clase era tan grande que recorrió en solitario, con su bicicleta, los más de 96 km que separaban Southampton de su escuela, pasando la noche en una posada. Tal hazaña fue recogida en la prensa local.

La inclinación natural de Turing hacia la matemática y la ciencia no le atrajo el respeto de sus profesores de Sherborne, cuyo concepto de educación hacía mayor énfasis en los clásicos. En la escuela de Sherbone, ganó la mayor parte de los premios matemáticos que se otorgaban y, además, realizaba experimentos químicos por su cuenta aunque la opinión del profesorado respecto a la independencia y ambición de Turing no era demasiado favorable. A pesar de ello, Turing continuó mostrando una singular habilidad para los estudios que realmente le gustaban, y llegó a resolver problemas muy avanzados para su edad (16 años) sin ni siquiera haber estudiado cálculo elemental.

Pese a ser una eminencia para la ciencia y matemáticas, y ser el primer Ser Humano en crear el concepto de Inteligencia Artificial, descifrar el código enigma de los alemanes en la segunda guerra mundial. Fue asesinado con una manzana envenenada por su condición de homosexual que lo llevó a la cárcel. Poco les importó a los jueces de la época y a la sociedad en conjunto, que su inteligencia salvara cientos de miles de vidas británicas y por ende de los aliados, contra el nazismo. 

Steve Jobs adquirió su logo de Apple con la manzana mordida en su recuerdo. En un principio, esta  tenía los colores de la bandera Gay, actualmente es sólo la manzana. 


Una gran película para disfrutar de una mente prodigiosa y un sistema corrupto que no le importa más que su supervivencia política.

Ralf B. Leepman


No hay comentarios