publicidad cabecera

ÚLTIMAS NOTICIAS

El último templario




En plena exposición de los tesoros del Vaticano en el Metropolitan Museum de Nueva York, un grupo de hombres a caballo, vestidos como caballeros templarios, irrumpe a sangre y fuego y se apodera de varias reliquias. Entre los asustados testigos está Tess Chaykin, una joven arqueóloga que enseguida sospecha de los verdaderos motivos del asalto. Uno de los objetos que se han llevado los asaltantes contiene la clave para sacar a la luz un secreto que permanece oculto desde que el último templario dejó Tierra Santa, llevando consigo un cargamento de incalculable poder. El mismo secreto que llenó de terror a la Iglesia y que precipitó la destrucción brutal de la Orden del Temple en 1312. Un misterio que cambiará completamente nuestro mundo si sale a la luz. Con la ayuda del curtido agente del FBI Sean Reilly, Tess se embarca en una carrera contra el tiempo para recuperar la reliquia antes de que sea demasiado tarde.

La idea original nace del autor Raymond Khoury, en el año 2006. En un intento de alcanzar el éxito de El código Da Vinci, Dan Brown 2003. Pero se tuvo que contentar con esta producción del año 2010 para la televisión a modo de miniserie y que hoy podemos disfrutar en su versión completa. Pese a su distancia con el libro que se desvía considerablemente en su segundo acto. 

 
 

La cinta se deja ver con agrado y mantiene el ritmo e intriga. Es ágil en su desarrollo, pero como en el libro, peca de profundidad de personajes. El punto gracioso corre a cargo de la hija de la protagonista, que como suele ocurrir en esta clase de filmes, es demasiado precoz e inteligente para su edad. Y por aquello de ser políticamente correctos, la adulta mamá se deja llevar por los impulsos infantiles de la niña. 

Rodada entre Grecia, Malta e Israel, con algunos pasajes por Turquía, pasaron ciertas dificultades con la población local que se colaban indiscretamente en algunos planos. Obligando a su repetición. Marina Sorvino (Tess Chaykin) se lesionó un tobillo al caer desde el tejado de la excavación que retrasó el rodaje una semana. Deberían aprender de Jackie Chan, que se rompió el tobillo durante el rodaje de "Duro de matar" y se pintó la zapatilla en la escayola. 


Disfruten de esta pequeña reliquia, y recuerden que la pueden ver en su Smart Tv con el icono de Youtube. 

Ralf B Leepman








No hay comentarios