publicidad cabecera

ÚLTIMAS NOTICIAS

¿QUÉ INVADIMOS AHORA?

De todos es conocido el azote de violencia que arrasa a los Estados Unidos, debido a la muerte de George Floyd. Habría que analizar hasta qué punto llevan razón la masa que se manifiesta. Está claro que tiene un sentido la protesta por el racismo imperante en el país del Tío Sam. De hecho, hasta hace bien poco, se denunció en una película el uso de personas negras para rituales satánicos en el centro del país. Esa franja que abarca desde Wyoming hasta Texas. La misma donde el gobierno americano reclutaba a jóvenes para la guerra de Vietnam utilizando métodos de lavado de cerebro socialistas. Esa franja dónde la gente sólo cree en tres pilares a pies juntillas, La Biblia, La Bandera y El Presidente de los Estados Unidos. 

Pero al margen de la polémica racial que sufren, y que organizaciones globalistas como Black Lives Matter, usan en su beneficio para derrocar gobiernos y sembrar el caos. Citaré a modo de ejemplo, que en aquellos estados donde no se ha presentado la organización, la gente se manifestó, pero sin alborotos, romper mobiliario urbano ni saquear tiendas. De hecho, ha sido dónde la presencia policial era prácticamente nula. Eso sí vigilantes, pero sin actuar. Pero lo que no tiene ningún sentido es que en España, se manifiesten 4000 personas frente a la embajada de los USA, sin medidas de seguridad por covid-19, debe ser que sólo se contagia a quien lleva banderas de España,  protestando por el racismo y llevando pancartas de la brutalidad policial racista en España. Cosa que por otra parte no existe. Sin embargo sí existe el racismo contra lo español. Ahí tenemos a Urkullo defendiendo su raza superior. O a Torra diciendo que los españoles tenemos una tara en el ADN y que hablamos el lenguaje de las bestias salvajes. Y lo dice tan ancho, un tío que inhabilitado sigue enganchado como una lapa al trono. Por cierto, su catalán barcelonés, deja mucho que desear. ¿Recuerdan lo de la mesa de negociación? Mesa en catalán, es Taula, no Messa, así alargando las eses. Eso quiere decir Misa. Es un ejemplo tan variado como en otra ocasión dijo a un periodista de TV3 aquello de "Me invita vosté a una tassa de cafe" sí, alargando la e al final, eso sería como decir "me invita usted a una taza de qué hacer". Eso sin tener en cuenta que me invita está mal dicho y de tassa, ni hablemos, se dice chicra. En resumen, la frase del analfabeto sería correcta así. "En convida vosté a una chicra de café"

Y cómo de meteduras de pata, y manipuladores esta llena la política, les invito a ver este documental que aunque las ideas son para los Yanquis, no nos vendría nada mal aplicar aquí, algunas de esas ideas. 

Ralf B. Leepman

No hay comentarios