publicidad cabecera

ÚLTIMAS NOTICIAS

El virus COVID-19 tiene su poder, pero no para cerrar las puertas de Cristo, así lo afirma el padre guardián del Convento Franciscano de Santa Ana del Monte




Sábado, 11/04/ 2020 Redacción Cope Jumilla.

Francisco Oliver, padre guardián del Convento Franciscano de Santa Ana del Monte, ha señalado: “que la epidemia del Coronavirus tiene su poder, pero nunca para cerrar las puertas de Cristo”.

El convento de Santa Ana del Monte, a cinco kilómetros del casco urbano de la ciudad de Jumilla, permanece con las puertas abiertas, a sabiendas que no va recibir visitas, simplemente las del servicio de limpieza y agentes de los cuerpos de seguridad del estado, según Francisco Oliver. En este lugar religioso se encuentran las imágenes del Cristo Amarrado a la Columna, la Abuelica Santa Ana, Cristo de la Reja y el Yacente.

El padre franciscano, Francisco Oliver, ha informado que cada mañana (a las 8:30 horas), se emite por las redes sociales un video con rogativas al Cristo Amarrado a la Columna para que cese esta pandemia en el mundo. 

La imagen del Cristo Amarrado a la Columna, obra del imaginero murciano Francisco Salzillo, no ha podido bajar este año a la ciudad de Jumilla para participar en los desfiles procesionales y los padres del Convento Franciscano de Jumilla no recuerdan una situación similar y habría que remontarse a la Guerra Civil Española cuando la talla religiosa fue tapiada por el Ayuntamiento en una dependencia municipal para evitar ser destruida, aunque no pudo procesionar durante la Semana Santa.

La vida diaria en el convento jumillano apenas ha cambiado ya que en este lugar se respira: silencio, oración y reflexión. Los padres franciscanos se encargan del cuidado y mantenimiento de un huerto en las instalaciones.

Actualmente residen en este centro religioso un total de  cinco frailes, el mayor de 84 años y el más joven de 36.



José García

No hay comentarios