publicidad cabecera

ÚLTIMAS NOTICIAS

ESTRENAMOS FILA 9

Fila 9 es una sección de cine donde no solo os mostraremos los últimos estrenos, sino aquellas cosas que el cine encierra y que muy pocos conocen. No, no se trata de chismes ni de la parte rosa del séptimo arte. Hablamos de situaciones y problemas que una producción con costes muy superiores a los 200 millones de dólares, en ocasiones, se enfrenta.


Una de las series del espacio favoritas del público es Star Trek, primero en televisión y después en el cine para seguir en la televisión. 

Si bien la serie, tanto de cine como de televisión, es muy conocida quizás no lo sea tanto la eterna rivalidad que prodigaban sus principales protagonistas. Los que para algunos, me incluyo, son los originales. Y no digo que Picard esté mal, en absoluto. Pero el Capitán Kirk es harina de otro costal. 

El Capitán Kirk. Dirigió la nave Enterprisse desde 1966 hasta 1969 en su periodo televisivo y luego durante 6 largometrajes para el cine. Pero William Shatner, que así se llamaba en la vida real, tenía un archienemigo dentro y fuera del plató. Odiaba al señor Spock, o más bien a Leonard Nimoy.  

Leonard, que por sus características físicas adoptó el papel del científico vulcano no sólo era un estudioso, sino que muchos de los guiones de la serie y películas las adaptaba con cierto realismo. En un principio se basaba en los argumentos científicos, sin embargo, en más de una ocasión salvó la producción al sugerir una brillante idea. 

Por el otro lado estaba William, que no era tan estudioso pero supo dar a su personaje esa impulsividad y ego del que carecía Spock. Eso sí, en sus contratos exigía exactamente las mismas palabras y frases que Leonard tenía. Y no conforme, cuando Leonard dirigió Star Trek IV: misión salvar la tierra. Donde quiso implantar una versión más ecológica y espiritual de la serie. William, dirigió la quinta entrega, Star Trek: La última frontera. Donde se cuestionaba la existencia de Dios. 

Fuera de la serie espacial, su rivalidad se extendía a otras series. Tal es el caso de la famosa "Colombo" donde Leonard, que tenía más tablas artísticas, fue escogido por el propio Peter Falk para interpretar al villano. Ya que, según él, "aporta al personaje la seriedad y carisma que necesita"

Como no podía ser de otra forma, William se las ingenió para aparecer en la serie del policía de la gabardina, no en una, si no en dos ocasiones. Y en las dos hace un papel que le iba de seda, de sinvergüenza.  Pero la cosa no quedó ahí. Para establecer su status frente a Leonard, en uno de los episodios de William, aparece una foto de él mismo como Capitán Kirk.


Tal fue su especial rivalidad hacia la persona de Leonard Nimoy que cuando éste falleció en 2015, William no acudió a su funeral. 

Sin embargo, en una entrevista celebrada en Los Ángeles  en 2019 donde William, con 88 años apareció en televisión, dijo muy dolorido que él siempre lo había admirado, y que era un íntimo amigo después de más de 50 años juntos.



Sea como fuere, la rivalidad, deportiva o no, está servida y aparte de esas minucias ególatras. Star Trek es una de las mejores series televisivas y cinematográficas de terrestres, de la historia. 


Hay otras como Galáctica, pero no tiene esa chispa picante que tanto Kirk, Spock y "Bones" transmitían en la pantalla. Y aunque parezca lo contrario, era Bones quien, a veces, ponía orden entre ellos. 





Ralf B. Leepman


No hay comentarios