publicidad cabecera

ÚLTIMAS NOTICIAS

Si se empeñan la Iglesia pagará el IBI




El actual gobierno se empeña en cobrar el IBI a la Iglesia Católica española, una vieja pretensión de la izquierda española, republicanos, liberales hispánicos y otros grupetes que por ahí pululan.

No es una idea exenta de razón, ya que esta nación nuestra sigue anclada en cánones decimonónicos que si ya no tenían sentido hace más de dos siglos, menos lo tienen en la actualidad. ¿Qué es eso de mantener los privilegios a un sector -el eclesiástico que vive de las rentas y de la amenaza eterna del infierno desde hace tantísimas centurias? ¿Es que ya nadie recuerda los abusos que a lo largo de la historia a cometido a lo largo y ancho de nuestra piel de toro? Que usó a sus confesores en la regia corte para someter al pueblo llano, que usó la Santa Inquisición para apropiarse ilegítimamente con cientos de propiedades.

¡Ya está bien de privilegios! Este es un Estado laico y no tiene porqué eximir a la Santa Madre Iglesia de que pague como cualquier hijo de vecino. Si hasta el cura antidesahucios quiso pagar por la Casa Parroquial que administra, y aún está esperando que el Ayuntamiento de las Torres de Cotillas se lo acepte.

Pero, anda, resulta que el gobierno solo pretende hacer pagar por aquellos lugares que la Iglesia no utilice para el culto. O sea, que ya empieza con la trampa. Y es que para esto de las medias tintas España se pinta sola. No señor, es blanca o no es leche, y con esta pasa igual. O paga por todas las propiedades o no paga. ¿Ustedes se imaginan que al autónomo sólo le hicieran pagar IBI por los locales que no usa para atender al público, o a los ciudadanos se nos eximiera de pagar por la primera residencia, la que utilizamos para vivir?

Con esta trampa la Administración tiene la excusa para que no paguen por sus locales los sindicatos, los partidos políticos, otras confesiones religiosas, y demás colectivos que les viene bien chupar de la teta pública.

Lo justo, lo equitativo, es que paguen todos los colectivos, organizaciones, etc. por los bienes que posean, que es lo que nos toca a los ciudadanos y empresas: pagar por cuantas posesiones poseemos.

Otra cosa es la labor social que hace la Iglesia (Cáritas, Residencias Ancianos, Manos Unidas, etc.), que si ahora el Estado les obliga a pagar IBI igual los obispos se plantean cobrar de la Administración el servicio que prestan a los desfavorecidos que la Sociedad/Estado no atiende porque no puede o mira para otro lado.

El Eterno Femenino.

No hay comentarios